Publicado el Deja un comentario

Roscón de Reyes Imperfectus

Todos los años cierra las fiestas navideñas y se corona como desayuno, postre o merienda en todas las mesas españolas, casi siempre acompañado de una taza de chocolate bien caliente. Como ya habrás adivinado, se trata del tradicional roscón de Reyes.

Cierra las fiestas de Navidad con la tradicional receta del roscón de Reyes pero en su versión sana y ligera.

INGREDIENTES:

Fruta Imperfectus
270 gr. de harina de la Farinera la Segarra o d’espelta.
13 gr. de levadura fresca
75 ml. de bebida vegetal (o leche)
1 huevo M
1 pizca de sal
50 gr. de azúcar de coco
ralladura de 1/2 naranja
65 gr. de aceite de oliva
1 cucharadita de vainilla
Opcional: 1 cucharadita de anís o agua de azahar
leche, para pintar
almendra laminada, para espolvorear
200 ml. de nata montada, para rellenarlo

ELABORACIÓN

1- Pondremos la leche en el microondas durante unos segundos, para templarla. Desmenuzamos la levadura y la removemos con una cuchara, para que se diluya completamente.

2- Ponemos la harina en el bol. Añadimos también el azúcar, la sal, la ralladura de naranja y mezclamos un poco. A continuación, vertemos en los sólidos el huevo, la vainilla, el aceite, y la leche con la levadura. También pondremos ahora el anís o el azahar si lo usamos.

3- Ahora, empezamos a amasar. La masa será bastante pegajosa. Pero, si observáis que está demasiado como para trabajarla, podéis añadir 10 gr. de harina más. Una vez la masa esté lisa y homogénea, nos aceitamos las manos y le damos forma de bola. Seguidamente, la ponemos en un bol aceitada, tapamos con film transparente, y dejamos en un lugar seco y cálido durante unas 3 horas, o hasta que veamos que dobla su volumen.

4- Pasado el tiempo, la sacamos del bol, desgasificamos, y ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. La aplastamos, formando un círculo ovalado, y le hacemos un agujero en el centro. Con los dedos, iremos haciendo grande este agujero, como si formaremos un óvalo de masa alargado. Tapamos de nuevo con film transparente, o un paño húmedo, y dejamos doblar el volumen de nuevo (unas 2 horas más).

5- Ahora, precalentamos el horno a 180ºC. Seguidamente, pintamos el roscón con leche, o huevo batido si lo queremos más brillante, y espolvoreamos almendra laminada por toda la superficie. Introducimos en el horno durante 20 minutos, o hasta que empiece a dorarse.

6- Para rellenarlo, esperaremos a que enfríe, una vez fuera del horno. Lo cortamos con un cuchillo de sierra por la mitad y rellenamos con nata montada (que podéis endulzar al gusto). ¡No olvidéis la figurita escondida en él!

7- Lo guardamos refrigerado hasta consumir.

¡Si te ha gustado la receta, no dudes en dejarnos un comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *