Publicado el Deja un comentario

NAVIDAD 2020: NUESTRA LISTA DE PRIORIDADES HA CAMBIADO

“Nadie nos avisó de lo que venía, pero aún así, un pie delante del otro. No dejes que te arrastre, porque si logras mirar más lejos del tiempo y del espacio, de los números, los colores y las formas. Hay un segundo en el que todo cobra sentido y hasta el miedo desaparece, al fondo entre las sombras la luz ha dibujado una frase: No estás solo en este Mundo” La m.o.d.a

Creer, estas Navidades hay que creer más que nunca, hay que ponerle pasión, hay que demostrarle a nuestros seres queridos que se puede estar juntos aún en la distancia. Es evidente que cuando nos tenemos delante nos integramos, nos completamos, somos. Pero, cuando 2 personas están conectadas fuertemente, son eternas, son siempre, no pertenecen ni al tiempo ni al espacio, forman parte el uno del otro y para eso no es necesaria la presencia.

¿Imposible? No hay imposibles, somos improbables, ya vimos que éramos capaces de más de lo que pensábamos, que sabíamos adaptarnos, que teníamos una gran fortaleza, que sí, que estábamos unidos. Y entonces, los pequeños momentos empezaron a cobrar valor y aprendimos a darle importancia a lo verdaderamente importante y a no agobiarnos por el resto. Crecimos como personas.

Y paramos, pero nuestros sueños no descansaron, ellos siempre buscan más. No nos vamos a engañar, hay que trabajar en ellos, hay que seducir a la suerte, hay que darles forma, pero siempre están para tirar de nosotros. Y merece la pena hacer lo posible, de verdad que la merece. El mundo está hecho de sueños, los sueños curan, alegran. Los sueños son remedio.

No hay nada mejor que darnos cuenta de hasta dónde somos capaces de llegar para lograr algo. El atleta Roger Bannister superó el récord de correr una milla en menos de 4 minutos, algo que todo el mundo creía imposible y que nadie había conseguido hasta el momento, rompió la barrera. Fue entonces cuando a los pocos meses muchos atletas consiguieron superarlo también. No habían evolucionado las capacidades humanas en tan poco tiempo, simplemente se habían dado cuenta de que era posible porque alguien lo había hecho, creyeron en que podían y pudieron.

Por eso, en unas Navidades imperfectas de un año imperfecto lleno de situaciones imperfectas, hay que demostrar a nuestros seres queridos que en lo Imperfecto hay algo bueno, tenemos que cuidarnos entre nosotros, darnos esa fuerza, ese impulso.

Si algo sabemos después del 2020 es que no hacen falta grandes cosas materiales para ser felices, que realmente esas necesidades ficticias de necesitar otros zapatos cuando no nos hacen falta son solo la consecuencia de los efectos que nos provocan el marketing y sus estudios psicológicos sobre los consumidores. Todo depende de las gafas con las que veas el año, si te pones gafas de mosca verás solo lo malo, en cambio, si te pones gafas de abeja conseguirás miel, es curioso que necesitaramos una pandemia para darnos cuenta de nuestro consumo exagerado, pero lo importante es que ya lo sabemos. Este año hay regalos más importantes que hacer, hemos cambiado, nuestra lista de prioridades ha cambiado y la de los Reyes Magos también.

Hazle un regalo al Planeta, REGALA SALUD.
¡Pescatemos el espíritu navideño, rescatemos frutas y verduras!

– Violeta Gómez (Estudiante de Marketing)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *