Publicado el Deja un comentario

Los 7 mayores errores alimentarios que comprometen nuestra salud.

Nuestra civilización ha conseguido en los últimos siglos unos avances nunca vistos en la historia de la humanidad. Disponemos de una enorme variedad de alimentos enormes, sin embargo también tienen sus desventajas. Una de ellas es el cambio de patrones de alimentación que han surgido en los últimos años. Estamos ganando la batalla a enfermedades infecciosas, que siempre solían ser las principales causas de la muerte humana, sin embargo, ahora nos enfrentamos a unas enfermedades crónicas causadas por malos hábitos de vida (falta de deporte, consumo de tabaco, alcohol, y sobre todo una mala alimentación).

LOS MALOS HABITOS ALIMENTARIOS ESTÁN CAUSANDO AHORA MISMO MÁS MUERTES CADA AÑO QUE LAS DEL TABACO, HECHO MUY PREOCUPANTE!

¿Cuáles son los peores peligros alimentarios para nuestra salud?

 

  • Comer poca fruta y verdura: Una dieta rica en estos reduce el riesgo de sufrir varias enfermedades, en concreto, todo tipo de infartos, diabetes, cataratas, degeneración macular y el peor de todos, el cáncer.

5 es el número mínimo de frutas y verduras que deberíamos consumir cada día.

Sustituir los cereales integrales por refinados: Mucha gente se piensa que son intolerantes al gluten o trigo, pero en verdad, a lo que son intolerantes es a los productos elaborados con harinas refinadas y llenos de aditivos. Los cereales integrales, contienen más fibra y nutrientes, además de una gran cantidad de antioxidantes. Estos también son capaces de protegernos ante enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes tipo 2 y cáncer de colon.

  • No comer frutos secos: El consumo ideal de estos debería ser de 30 gramos al día. La gente tiene miedo a estos debido a su alto contenido calórico, pero lo cierto es que aquellas personas que comen frutos secos regularmente tienden a mantener su peso durante más tiempo que aquellas que no.
  • Comemos demasiada carne y producto animal: Muchos estudios demuestran que la carne roja que no ha sido tratada ni alimentada de forma natural (procesada) puede llegar a elevar el riesgo de cáncer de colon, páncreas, próstata y mama. Lo mismo con el exceso de leche que se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer de ovario y próstata. Regula este alto consumo, la que consumas, que sea de calidad y pastura en libertad (campos de hierba).
  • Comer pocas legumbres: Desde los años 80 las legumbres han tenido una disminución excesiva. Las legumbres son uno de los alimentos más nutritivos del planeta, por su riqueza en proteínas, hierro, vitaminas del grupo B y fibra. Ayudan a la lucha contra el hambre, promueven la biodiversidad, contribuyen a la seguridad alimentaria y adaptación al cambio climático.
  • Consumo excesivo de sal: El consumo excesivo de sal es la principal causa de hipertensión arterial y está relacionada con el cáncer de estómago. Muchos problemas se podrían reducir si se disminuyera su consumo excesivo.
  • Ingerir demasiado AZÚCAR: Sí, en mayúscula, el principal problema actual. Lo encontramos en el café, a las salsas, platos preparados, etc. Se debe vigilar con este azúcar «escondido» que nos hace aumentar el consumo de este sin darnos cuenta.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *