Publicado el Deja un comentario

CÓMO HACER QUE ESTE AÑO SÍ SE CUMPLAN TUS PROPÓSITOS

Una hoja en blanco para tus propósitos de año nuevo

El 1 de enero es como una hoja en blanco , un lienzo, un capítulo de un libro, una serie. ¿Qué harías mañana si pudieras hacer cualquier cosa? 

Estamos tan metidos en las semanas que nos arrastra en tareas y más tareas y olvidamos preguntarnos qué queremos, qué deseamos, cual sería nuestro día ideal. Cuantas más cosas tenemos más problemas . Antes el abanico de POSIBILIDADES era muy grande, no sabíamos que elegir, no sabíamos que nos gustaba, había mucho miedo a conocer. Ahora estás POSIBILIDADES se han reducido, y mucho. Es lo que conlleva el toque de queda, no poder viajar tanto y reducir los contactos.

P ¿Qué te gustaría hacer mañana?, t tómatelo como un juego. Yo quiero despertarme porque me dé el sol en un ojo, quiero bailar en la cocina mientras hago bechamel y que alguien se queje de que pierdo la voz cantando, de que no he fregado y de que le falta sal, quiero dar un paseo como los de antes en el que nadie te busca y que mientras se me ocurra una idea genial para escribiros un blog y que os guste.

¿Qué tal? ¿Lo has pensada ya? Dime que se siente.

Antes, mucho antes del Covid y de la llegada del consumismo, incluso antes del walkman, había tiempo para perder el tiempo, pero no se perdía, se disfrutaba. Ahora nos enredamos en la vida moderna donde nos falta el aire, donde la contaminación es nuestra pareja y descubrimos que la ansiedad existe de verdad. Y Cuando todo desaparece y nos dan una hoja en blanco no sabemos qué hacer con ella, pensemos.

 

Los propósitos se esfuman , yo en el 2021 quiero relativizar y sacar más tiempo para leer. Si alguien me dijera hazlo, réstale importancia, si alguien me pusiera un libro en las manos y me dijera ahora, hazlo, que no se te olvide, para de hacer el resto de cosas. Entónces, sería más fácil. Si alguien me trajera una caja con todo lo que necesito para tener un cuerpo sano y fuerte también.

Cada día es un regalo, eso aprendimos. 

Esta tribu es lo suficientemente valiente como para soportar el peso de empezar. Esta vez sí, este año si cumpliremos nuestros propósitos. Hay quien dice que la historia se repite como penitencia de quien no la sabe escuchar, ¿qué pensáis? De vez en cuando ocurria algo, algo malo, algo que nos recuerda que no podemos dejar las cosas para mañana, una fuerza que nos impulsa y nos ayuda. No siempre vamos a estar motivados, por eso es imprescindible ser disciplinados, pero esto no ocurría siempre, la emoción produce más cambios en el Mundo que la razón, más instantáneos, más eficientes. Por eso no vale que nos lo cuenten, necesitamos sentirlo para aprender a vivir plenamente, para aprovechar nuestro tiempo.  

Y llegarán, llegarán las mañanas felices y nos volveremos a ahogar en conversaciones de ascensor hablando de banalidades como el tiempo de hoy o de mañana. Y tendremos secuelas como aquellos que vivieron una guerra y no se dejan una miga en el plato, y en nuestro caso será no dejarnos ni un abrazo en el tintero.

Pero hasta entonces, ser felices con poco. Aprovechar los recursos al máximo para sacarle el mayor partido, cambiarnos a la vida circular, a la economía circular e igual, encontrar nuestro sitio.

 

¡Feliz año nuevo Tribu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *